Artículos y Publicaciones

POR UN SECTOR, SOCIALMENTE, DE PRIMERA LÍNEA

(Articulo como OPINION en la Revista AMADEINFORMA de OCTUBRE 2012)

 

Como tantos otros sectores de actividad en nuestro país, ante la difícil coyuntura económica y los recortes públicos, estamos alzando la voz en tono reivindicativo para defender nuestros intereses y abogar por lo mínimo, la supervivencia de nuestros servicios. Como en pocas veces anteriores, hemos conseguido una presencia mediática significativa a la vez que reiterativa y por igual en casi la práctica totalidad del territorio nacional. Lo que ocurre es que, para el ciudadano de a pie, para la mayoría de los medios e incluso nos atreveríamos a decir que hasta para la propia Administración (entiéndase todas ellas que son muchas), no somos más que “los que cuidan a los dependientes”, un sector todavía a los ojos de la sociedad, subsidiario…y ya está…
Y es que quizás internamente no nos hemos valorado lo suficiente o no lo hemos sabido transmitir… en cualquier caso estamos a tiempo de corregirlo… Más que nunca es el momento, más allá de las protestas, de levantar la voz y dejar patente todo lo que estamos aportando a nuestro país y no sólo en el ámbito social, el nuestro, sino también y de forma especial en el ámbito  económico. Somos ya y seremos en el futuro un valuarte importante para la reactivación económica y social. 

 

Prueba de que nuestras palabras no están faltas de argumentos son estas diez razones, que justifican porqué somos un sector de primera línea a “mimar”, “respaldar” y “potenciar”:

 

  1. Porque… somos un sector constructivo que aporta soluciones integrales al proceso de envejecimiento. Prácticamente 1 de cada 5 personas tienen más de 65 años, y estamos ahí para aportarles respuestas, desde la promoción de su autonomía personal hasta la atención en situación de dependencia

 

  1. Porque… acompañamos en el día a día y aportamos calidad a sus vidas a 368.805 personas que residen en las residencias de toda España, a los 81.390 usuarios de Centro de Día y a las 395.085 personas que reciben algún tipo de ayuda a domicilio en sus hogares. Y eso sin contar a los 3.207.373 personas que acuden a hogares y clubs de jubilados y que potencialmente recibirán nuestro soporte en un futuro próximo. (*)

 

  1. Porque… permitimos la conciliación de la vida personal y profesional de miles de personas que sin la ayuda de las empresas y servicios de nuestro sector tendrían serios problemas para sobrellevar su vida cotidiana. Es especialmente significativo el respaldo a las mujeres, perfil tradicional de cuidador no profesional en nuestro país.

 

  1. Porque… ofrecemos  trabajo a  personas de forma estable y continuada. Sólo en la Comunidad de Madrid y asociado a residencias y centros de día cerca de 18.000 puestos de trabajo estables.

 

  1. Porque…. fomentamos la integración laboral de un colectivo de personas especialmente vulnerable. Damos trabajo a un sector especialmente dadnificado por la crisis, con dificultades de acceso al mercado laboral y que encuentra en nuestro sector la única posibilidad para una integración laboral e incluso social.

 

  1. Porque… gestionamos una parte importante de la actividad de los servicios sociales, aliviando así los Servicios Sociales públicos. Y lo hacemos de forma comprometida y sin pedir ningún tipo de contraprestación económica a cambio. Nuestro pago es la satisfacción de nuestros usuarios y de sus familias.

 

  1. Porque… posibilitamos la coordinación socio-sanitaria en la atención a personas dependientes. Nuestros centros y servicios son sin pretenderlo experiencias vivas de una coordinación que no existe de forma reglada en un escenario público. Generamos una eficiencia no buscada pero si aprovechada por la Administración y que supone a las arcas públicas un significativo ahorro económico.

 

  1. Porque… disminuimos la ocupación de camas de larga duración en centros hospitalarios. Es una realidad que muchas de nuestras plazas están ocupadas por personas con alta dependencia que, más allá de ofrecerles un servicio social, lo que realmente les estamos ofreciendo es un servicio sanitario en toda regla pero a un coste muy inferior al que supondría que la persona estuviese institucionalizada en un centro sanitario.

 

  1. Porque… ayudamos a racionalizar y contener el gasto farmacéutico. Desde la racionalidad en la prescripción, pasando por la gestión en su administración a los usuarios y el control de su utilización.

 

  1. Porque…generamos una importante actividad empresarial complementaria asociada a las necesidades de los mayores y de su cuidado: desde la formación imprescindible para dar calidad en la atención, proveedores de equipamientos, proveedores sanitarios, empresas de alimentación, consultoras de diferentes ámbitos etc. Cada centro es una gran familia con muchas necesidades de diferente índole.

 

Sobran las palabras, pero faltan actualmente los hechos que nos permitan continuar con un camino constructivo y que nos afiance como lo que somos, un sector, en toda regla, de primera línea.

 

(*). Datos extraídos Imsersos Julio 2012.

                                                                                              Raquel Calatayud Martínez